7 errores comunes a la hora de pensar en video

Camilo Ríos
12 junio 2020

Tienes que hacer video porque tu marca lo necesita y tu audiencia lo pide a gritos, pero nunca has hecho “videomarketing”. Tranquilo: no hay que saber qué significa FrameRate o qué hace un Gaffer (yo llevo 15 años en esto y aún no sé bien qué hacen).  El videomarketing ha ampliado el alcance del mercadeo y no está de más saber, al menos, cómo se puede abordar un proyecto basado en video para que cumpla tus objetivos de marca y evitar frustración en el proceso. Acá algunos de los errores más comunes a la hora de pensar en video:

1. Un video – un objetivo

Antes, el video era omnipotente: ponías tu presupuesto en un comercial de 30 segundos, pagabas prime-time y todo el mundo sabía de tu marca. Era genial, pero eso ya pasó. Ahora hay tanto consumo por tantos canales, que no puedes esperar que tu video sólo haga lo que debería hacer una campaña entera. Dale a tus videos un objetivo puntual: anunciar una promo, mostrar un atributo de marca, divertir, educar, dirigir al sitio web… Debe ser un objetivo posible, rastreable y medible; y para que sea eficiente, no le cargues más de uno o dos objetivos a cada video. ¿Tienes muchos objetivos de marca? La respuesta es obvia:

Errores comunes en video

«Un objetivo posible, rastreable y medible»

2. No hagas solo uno

Deja de pensar en “¿cómo va a ser EL video?” y cámbialo por “X videos para X objetivos”, porque tu audiencia se ha vuelto exigente y no quieres que tu marca se vuelva candidata al unfollow o se pierda en el scroll. Con más video, más corto, y más fácil de consumir, puedes entablar una relación audiovisual con tu audiencia, para entregarle los mensajes que quieres, en los momentos adecuados, por los canales pertinentes. Para eso, asegúrate de tener un aliado que te ayude a diseñar una estrategia audiovisual en lugar de “un super-video”.

3. ¿Qué es “wow”?

Un buen estratega sabe perfectamente qué es lo que causa el efecto que quiere generar. Por eso, cuando quieras explicar lo que quieres que tu video le cause a tu audiencia, procura ser específico, porque “wow” no describe ninguna característica de video. Pero tranquilo: Un buen aliado que te ayude a traducir en términos audiovisuales lo que tu mente estratégica quiere lograr, te permite ir aprendiendo mientras ves los resultados.

Errores comunes en video

«¿Wow?»

4. No somos la audiencia

Otro de los errores comunes a la hora de pensar en video es que lo que a ti y a tu equipo de mercadeo les parece “wow”, describe perfectamente lo que a un equipo de mercadeo le puede parecer “wow”, pero no asegura que le parezca lo mismo a tu audiencia. Suena fuerte, pero ni tú ni nosotros somos la audiencia, por más que sepamos todo acerca de ella. Toma siempre decisiones basadas en datos reales de tendencias, consumo, y feedback de tu audiencia sobre otros contenidos, para dar en el clavo.

5. No hay Photoshop

Ok, si hay algo parecido, pero tiene unas implicaciones que seguramente no te van a gustar: Muy costoso y/o toma mucho tiempo. Es más eficiente si te tomas un buen tiempo en la pre-producción para decidir, corregir y controlar lo que va a pasar en tus videos, antes de dejarlo a la post-producción que no ofrece tantas posibilidades, o al menos no tan eficientes como en una imagen estática. Para evitar decepciones, haz equipo con quien esté dispuesto a crear, colaborar y esclarecer cada detalle de tus contenidos audiovisuales antes de gastar tu presupuesto produciendo algo que no te sirva en el futuro.

6. El contenido es el rey

Tal vez no lo sepas, pero es posible que gran parte de tu audiencia sea adicta a “The Midnight Gospel” y tú aún no sepas si es una nueva religión, un challenge para colegiales o una cantante coreana. El mundo del contenido audiovisual crece a un ritmo vertiginoso, y aunque eso signifique que probablemente tu audiencia hoy prefiere ver contenidos que no se parecen en nada a los de tu marca, no quiere decir que tu marca no pueda decir cosas igualmente potentes y atractivas sin perder su esencia. Lo único que necesitas, para evitar caer en alguno de los errores comunes a la hora de pensar en video, es un partner que esté inmerso en ese mundo de nuevos contenidos que tú no tienes tiempo de atender, y que además conozca tu marca como si se te llevara café al escritorio todos los días.

Errores comunes en video

«La audiencia quiere cosas que no se parecen a tu marca»

7. No es tu debut

Hacer video es muy emocionante, y sí… Sabemos que llegaste al mundo del mercadeo porque amas los comerciales de TV, alguna vez escribiste el guion de un cortometraje, y seguramente en la universidad hiciste un video que tuvo muchos likes, pero tristemente eso no te hace un experto en videomarketing. Que vayas a hacer video para tu marca no es tu debut en el mundo audiovisual. Tampoco estamos sugiriendo que dejes tu marca a merced de los caprichos de cualquier director, pero los resultados son mucho más eficientes cuando, tanto la marca como el experto audiovisual, reconocen que para lograr grandes resultados es necesario hacer equipo y trabajar al servicio de un objetivo común: conectar a la audiencia con tu marca.

El videomarketing tiene la clave para cautivar a tu audiencia borrando el límite entre publicidad y entretenimiento, y por eso es un oficio hermoso: porque se construye articulando subjetividades. Si quieres hacerlo con éxito, debes tener claro que para generar emociones potentes, hay que tomar decisiones racionales. Y esas, es mejor tomarlas en equipo.

 

Camilo Ríos
Yeah! Videomarketing Partner